Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2016

Yoko Antítesis, música rap en la frontera norte de México

Entrevista última de Clarice Lispector (1977)

Fuga de la muerte, Paul Celan

La fuga de la muerte (1948) – Paul Celan Posiblemente entre los versos más enigmáticos e inquietantes que se hayan escrito después de la Segunda Guerra Mundial  se encuentre el que contiene la imagen “leche negra de la madrugada”  que se repite crípticamente a lo largo de la Todesfuge de Paul Celan, poeta judío de origen rumano que se expresaba en alemán después de haber escapado a los campos de exterminio y de haber perdido a sus padres en manos de los nazis. La poesía aquí trasciende la denuncia y el símbolo. El horror se hace verbo y la belleza nos espanta. No sabemos si “leche negra de la madrugada” es una metáfora; la realidad de los campos de la muerte sacude los niveles de cognición y desactiva recursos expresivos como la hipérbole, el símil, la ironía o el hipérbaton. El sentido figurado se vuelve recto y el sentido recto se vuelve incomprensible.  Adorno dijo que escribir poesía después de Auschwitz era una acto de barbarie.(https://caminosdispersos.wordpress.com…

Lazarus, el profético video de David Bowie

El video de Lazarus que se desprende de su última grabación "Blackstar". 

Al ver y escuchar el video me alberga un sentimiento de resignación. Resignación ante la vida y la muerte. Ante la herida mortal del nunca jámas. Bowie sale de un armario (luce un respetable físico, a pesar de su edad), interpreta los movimientos de un mimo, mueve los labios y escribe una carta, y me da la impresión de que, es la letra de la canción que interpreta; con una mueca, así de ¡ah,  i got it! sigue escribiendo hasta desvanecerse.  El cierre me recuerdaun texto escrito por Fernando Savater: Regreso a Cioran... bueno, Bowie regresa al armario, probablemente para perderse del mundo, para olvidar la cuenta regresiva. Pero a diferencia de Cioran y la analogía con el armario, Bowie,  plasmó para siempre la esencia luminosa de ser y estar en el mundo. Hasta siempre. 

Entrevista a Eva Leticia De Sánchez, escritora mexicana

Detrás de cada autor existe una historia personal que da vida e impulso a su creación literaria. En no pocas ocasiones, escribir se convierte en un acto de liberación y de rebeldía. La rebeldía que supone encontrar la vocación personal a una edad en la que se ha llevado un largo tiempo de vida familiar y doméstica, y supone, además, detenerse a contemplar el crecimiento de los hijos y la llegada de los nietos. Si surge la determinación por volcar a través de la escritura el bagaje vivencial y emocional al borde de los cuarenta años, no parece, en absoluto, una posición envidiable. La vehemente necesidad de contarlo todo, de escribirlo todo requiere, entonces, de una buena dosis de valemadrismo. Justo a esa edad en que se conoce más por viejo que por diablo. Si cualquier profesión laboral es competitiva, el ámbito literario sería algo así como Sodoma y Gomorra.
Eso no sorprende a la escritora Eva Leticia de Sánchez (Tula de Allende, Hidalgo, 1959) quien incur…

El nombre es el destino

Existe un proverbio latino que recoge siglos de coincidencias y sincronías, de casualidades no tan casuales y curiosidades lingüísticas: nomem est omen, el nombre es el destino. En efecto, nombres propios, gentilicios o patronímicos señalan, la más de las veces, y a los seres humanos, los derroteros por los que viajarán sus vidas, oficios y hábitos. Así, por ejemplo, es frecuente hallar en los Glasser alemanes, y porque glass alude al cristal, vidrieros y fabricantes de ventanas, o en los Spina italianos pescadores de varias generaciones. Sastres en los sastres españoles y bibliotecarios en los Safrán judíos. Alejandro, del griego alxí, proteger, cuidar, y ándros, hombre, Alejandro el hijo de Filipo de Macedonia y el conquistador más famoso de la Antigüedad, fue, en efecto, un protector de sus soldados, un guía a la vez que un vencedor de seres humanos, para no hablar de Napoleón, cuyo origen onomástico habría que ligar a nea polis, ciudad nueva, fundador de poblados y v…
Todo objeto tiene un nombre natural, 
hay que descubrirlo.                                Platón.