Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2017

Viajar en el tiempo

Consuelo Sáenz Acariciar la idea, considerar tan sólo la ocasión si se presenta, es clandestino. La ilusión por la libertad y los deseos son plausibles si se cultivan en el nido bendecido y a la luz de lo público. El yo deberá ser suplantado por el nosotros. La familia y la dignidad no merecen arriesgarse por perseguir la sombra de una presa incierta. Catherine lo sabía.
¿Qué clase de persona busca afuera lo que ya le pertenece? Ni a ti ni a otro podría confiar sus inquietudes; mantiene el sentido común saludable a pesar de todo. A través de la experiencia ha sabido reconocer quién es quién en el juego trivial, pero no poco importante de las relaciones sociales. No se arriesgaría a despertar rumores, indiscreciones cometidas por malas elecciones de amigos; podría ser fatal para conservar lo que a través de los años le ha tomado esfuerzo construir: el bienestar de la familia, el nido bendecido y la buena reputación de una persona que parece tenerlo todo. Si hay estabilidad ¿pa…

Doña Bárbara (1943)

Personas que reconocen que se han equivocado, y aseguran ser más cautas del "lugar que pisan". Sin embargo, lo que tardan en reconocer es que no deben pisar a persona alguna. La diferencia es clara: ellos hablan del lugar que pisan, yo hablo de las personas que pisotearon. Abismal diferencia...

"Advierte que es desatino, siendo de vidrio el tejado, tomar piedras en la mano, para tirar al vecino"                                                                                                                Miguel De Cervantes Saavedra



Nuevo Instituto de Cultura del Municipio de Juárez

Migas de pan y caminos para no perderse

(Leerse con el tema de fondo Run to you de Brian Adams. En evocación de un día nublado de noviembre…).
Los gatos reclaman su alimento. En tanto, un cielo rojo con altostratos arriba a la puerta donde mi padre duerme el misterio glorioso. Ahí se levanta una cerca  desde un día de marzo hasta aquí: para no olvidarse,  para no absolverlos.  
Reviso la correspondencia y encuentro  el  nombre de ella en mi bandeja de entrada. Las ideas, las suposiciones y los hubiera tratan de tomar forma en los altostratos  de mi cielo,   donde apareció tu nombre sobre la frente de un rostro desdibujado. Nada cambiará el remanente de un solaz cortejo, azarosa errata.  

En la televisión comienza ¡released!Human rights concert 1986. Bob Geldof abre el concierto: Paula Yates, Michael Hutchance, infidelidad.  Bob Geldof y Paula Yates, divorcio. Michael Hutchance,  Bob Geldof y Paula Yates (la puta Yates...). Pensamiento heterogéneo.  

Después de lo suficiente surgen los primeros acordes 

She says her love for me …

El Monstruo mundo

Por Consuelo Sáenz Azucena Hernández 
El  Monstruo Mundo
Chicago, ARS COMMUNIS, 2016, 110 pp. 

La vida está dividida entre lo horrible y lo miserable.   Annie Hall (Woody Allen, 1977) 

El Monstruo Mundo es una novela breve y no sé si al llamarla así cree en el lector la idea inamovible que se entiende por el género. Pues la estructura aristotélica que compone una novela no se refleja aquí, me refiero a la introducción, nudo y desenlace. Estamos ante un libro difícil de categorizar.Lo conforman noventa y dos capítulos brevísimos. Narrado en primera persona y ocasionalmente en tercera. Los personajes principales son dos: narrador@ y D. Este último no sabemos si es real, si es un fantasma, si es el destino o producto del delirio. Los diálogos son escasos, la acción de los personajes no es sucesiva ni acumulativa, es decir, no van construyendo una historia.La sintaxis está majestuosamente cuidada, sin marcas de género ni registros geográficos. ¿Cuál es el leitmotiv narrativo que lo sostiene?…