Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2016

Presentación de Río Grande Review Magazine

Mario Martz, joven poeta nicaragüense, nos ofreció parte de su producción poética.  



EL NOCTURNO DIURNO (poema para leerse en bicicleta)
No demostréis carecer del sentido de las conveniencias ni poseer mal gusto respecto al creador. Es preciso que la crítica ataque la forma, jamás el fondo de vuestras ideas, de vuestras frases. Arreglaos Lautrèamont, Cartas y Poesías
I
«HAY UN ÁRBOL SEMBRADO EN EL AGUA»
Suspendido al aire muéstrase como almidón  de polvo; la noche se apaga contra el filo de los árboles y el día perenne camina sin pies sobre la sombra de agua. Agua. Noche. Tierra. Aire. Día Agua de día Noche de agua
Tierra de aire 
Y aire de día-noche-agua-aire Sombra diurna derramándose en el papel  Ojos y zapatos estilados en el botero ¡Qué maravilla!
«HAY UN MAR EN MI GARGANTA» Billy ¿Sí? Ya te dije cuando ahorcaron al Nocturno No Fue cuando los días y las noches fueron una manecilla de puerta y la reyerta volteaba hacia la izquierda, al otro extremo de la mano de Dios.  Carmesí, carmesí, carmesí�…

Indio borrado bailará vallenato en Colombia

Entrevista a Luis Felipe Lomelí 
por Consuelo Sáenz
Leer completa en: La libreta de Irma

Los puntos sobre las ies

Ha levantado ámpula el comentario que hice desde mi cuenta en Facebook, respecto a las malas reseñas que suelen realizar algunos estudiantes y lectores  a nivel local  (entiéndase en mi rancho, San Juan del cuchillo parado), ante la falta de una crítica literaria especializada. Algunos de esos lectores son a su vez juez y parte, es decir, el agachón que por congraciarse reseña  la obra de su compa o admirado autor, el resultado: palabrería intrascendente, sin contenido ni crítica. Letal.  Hace más daño hablar bien de algo que no vale la pena que hablar mal porque,  con lo segundo,  se  previene a los futuros lectores, entre muchas otras bondades. Paso copia de aquella mía publicación
Por reseñitas pedorras, hechas para una revista barata y local, realizada además por una persona que no se caracteriza por echar leña al fogón y ni siquiera por hilar hechos congruentes mucho menos brillantes, ¿existen personas que se sienten los grandes escritores? En casos como ésos es cuando pienso que …

Aún sigo cantando

A la memoria de mis padres: Julia Bertha Domínguez Sáenz  y Jesús Roberto Medrano Estrada. 



Leer es apropiarse del conocimiento

Entrevista a Antonio Ramos Revillas
Por Consuelo Sáenz 













“Cuando di el primer taller literario en mi vida, llegó un chavito que tenía en ese entonces 17 años. Llevó un cuento de una cuartilla. Era un cuento con defectos, lo que  sea, pero, se trataba de un tipo, un obrero que va regresando a su casa. Se baja del camión,  y trae diez pesos en la bolsa, nada más. Afuera,  en la parada del camión,  hay un tipo que vende muñecas de trapo y valen diez  pesos. Y él tiene una hija –el obrero- entonces se acerca a ver las muñecas para llevarle un regalo a su hija, y justo en el momento en que va a sacar el dinero de la bolsa le tocan el brazo y es un viejito casi muerto de hambre,  así en las últimas,  pidiéndole limosna. En un párrafo, desarrolló las dudas del personaje para llevarle la muñeca a su hija o darle los diez pesos de limosna al viejito. Si me preguntan en qué acaba no importa, no me acuerdo. Ese cuentito de una cuartilla que estaba mal escrito, yo dije: aquí hay un escritor ¿por qué…

Reino trágico

Bitácora de vuelos: Edición especial por el día Internacional de la Mujer
Leer completo

http://rdbitacoradevuelos.blogspot.mx/2016/03/cuento-reino-tragico-consuelo-saenz.html