Ir al contenido principal

Retrato de cuerpo entero (errante)

Tuve que silenciar sus palabras en la escritura y poner sana distancia a su amistad que se ofrecía y se ofrecía mentirosa ¡cuánto habla!  Piensa, piensa y piensa, no se ha dado cuenta de que su peor enemigo es esconderse de sí misma. La he observado a los ojos desde el mismo momento que me dijo: Tú llegarás, lo he visto clarito.  

Los símbolos en las líneas de sus manos, líneas tenues,  poco profundas y pálidas (muerte en vida. Máscara de rostros hurtados).  Las líneas de la vida y la de la cabeza separadas: arrebato e impulso suicida; sobre el monte de mercurio  las frágiles líneas de hijos  nonatos acompañadas por la inexistente señal del  matrimonio. Anhelo de encontrar la verdad.  La buena fe también se descalabra, los pies de los humanos son de barro.  

Su mente predispuesta sobre vuelos predictivos, anacrónicos y sincrónicos (palabras nunca patentadas ni exclusivas a su espíritu  de fuego,  errante y cautivo, encubren sueños de grandeza),  falsa misericordia. Generosidad que brinda sin desconfianza a  "árboles que están con todo y ramas"  para que su sombra no tambaleé su pose de importancia. Deseo de brillar más, de cambiar la historia como cambia las fechas, de ocultar viejas huellas. 
Despistar al enemigo. 

Lo dijo Bolaños: "es una ESCRIBIDORA",  que, no es lo mismo, a ser una ESCRITORA. AMANUENSE de sueños que otros sí sueñan. Su ética y moral se camufla, consejos de amantes y lisonjas aconseja, pose de libertadora-libertina. La búsqueda perpetua perpetúa, errante  permanecerá en su agitada vida: 
en ti no hay nada nuevo ni rima ni métrica; las voces de la audiencia en aquel Encuentro lo musitan: shhh ella no es poeta.   

Tu retrato de cuerpo entero... 






Entradas más populares de este blog

Seis poemas inéditos de Elena Garro (12/09/16)

Unidos a la conmemoración previa de los cien años del natalicio de  Elena Garro, seguimos festejando y la recordamos en su faceta poco conocida como poeta. En esta ocasión, para los lectores de La libreta de Irma, se han elegido seis poemas escritos por Garro entre  1948 a 1954. Compilación de la escritora y periodista Patricia Rosas Lopátegui quien presentó el libro Cristales de tiempo, poemas inéditos de Elena Garro, hace unos meses en la ciudad de México. 



NOTA ACLARATORIA A 100 años de Elena Garro
El poeta es arrojado de destierro en destierro y nunca tendrá morada segura. Maurice de Guérin
Elena Garro (Puebla, 1916-Cuernavaca, 1998)  no tuvo la oportunidad de reunir en un libro los poemas que consignó a lo largo de su azarosa existencia, ni crear un título que los uniera y nombrara. En el centenario de su nacimiento (1916-2016) la celebramos con la publicación  de su poemario.      Cuando preparaba su biografía en 1997, la autora me entregó  estos versos para ser editados  y nueve años…

"Te ato, para que no hagas daño: daño a los demás ni daño a ti misma"

Capitán de las huestes bondadosas, poderoso guerrero de Luz, guardián amoroso de nuestras almas, vencedor eficaz de los ángeles rebeldes. Provee distancia contra aquella malvada serpiente, que vierte como la inundación más impura el veneno de su malicia en los seres de mente confundida, débil, lastimada y/o corrupto corazón.

Esos astutos enemigos han llenado y embriagado con hiel y amargura sus sentimientos.

Venzo al dragón, vencida está la antigua serpiente, y nuevamente la pongo cautiva en el abismo, para que no pueda ya más seducir a los débiles.Atada está,impedida para provocar el mal, para que no pueda hacer daño, daño a sí misma ni daño a los demás. Amén

TODAS USAMOS A UN HOMBRE CON PODER #MeTooEscritoresMexicanos

A ver, no voy a reproducir aquí la lista que, irresponsablemente, publicó la Revista El Humo en Facebook donde enumera a los supuestos agresores. Por respeto a los escritores que aparecen en ella y me han otorgado entrevistas, y otros, que son mis amigos.

Yo no meto la mano al fuego por nadie, y mucho menos voy a solidarizarme con las denunciantes por simpatía o por sororidad. Estoy convencida de que una denuncia debe hacerse ante la ley, al menos para tomarla en serio. No en redes sociales ni a manera de desahogo ni por entrarle al feminismo de postureo. Este proceder no abona positivamente a la causa.

Jamás he ocultado mi postura crítica en contra del feminismo actual; como estudiosa que soy de las ciencias sociales y periodista cultural, amén de mis inclinaciones espirituales y éticas. Tengo clara separación entre mi ideología política y mis experiencias personales. Las denuncias se hacen ante la justicia, no en redes sociales. Ya alcanzamos la igualdad jurídica hombres y mujeres en…